raqueta y pelota de padel
Deporte

Un nuevo negocio encendió con éxito los motores en España

¿Quién dijo que las cosas eran para el uso para el que fueron creadas? No siempre tiene que ser así, ¿No lo crees?

La salida a la crisis ha llevado a sacar peras de un árbol de limones y es que polígonos de naves industriales han sido reacondicionadas para dar cabida a espacios para hacer deporte. Más que una salida a un problema se ve mejor como un gran descubrimiento que fue estimulado por la crisis económica que aún vive España.

La amplitud de sus instalaciones brinda los espacios suficientes para hacer entrenamiento de actividades deportivas que se hacen bajo techo o llamadas también indoor. El arco mediterráneo cuenta con un gran número de naves que han sido acondicionadas para tal fin y con gran éxito, los precios son interesantes y ante la falta de demanda los propietarios quienes vieron en este negocio una oportunidad estelar para ganar dinero, todavía hoy están aguantando los efectos de lo que significó la caída de los precios y las ventas desde la crisis de 2008. El metro cuadrado de estas instalaciones ha pasado de unos 500 euros a 240 una baja significativa y antes que seguir perdiendo mejor es alquilar y por lo menos algo se obtiene.

partido de padel

El deporte que ha tomado estos espacios con mayor fuerza y éxito es el Pádel. Inventado a finales de los 60 por un mexicano, consiste en un juego de parejas en oposición en el que se usa una raqueta o pala, una malla en el medio de las dos parejas y por supuesto una cancha. Es muy parecido al tenis; pero tiene reglas diferentes y las palas también son diferentes.

Cada pista con un número de canchas según el tamaño de la nave permanece en movimiento durante el día, si tienes una buena ocupación, una buena rotación y precios interesantes la ganancia es muy atractiva. Por otro lado, una de las ventajas que presentan estas naves para el deporte indoor es que el clima es controlado, no importa lo que ocurra afuera, si es invierno o si es verano, dentro el clima siempre es el ideal.

rocodromo

Los rocódromos, que son espacios especiales para practicar el deporte de la escalada, también son perfectamente adaptables a una nave industrial. Tienen la amplitud y la altura suficientes para colocar varias paredes de escaladas con diferentes tipos de dificultad. Estos sirven para la práctica de la actividad como deporte y también de manera recreativa. No importa si llueve o está nevando, igual los practicantes pueden entrenar sin limitación alguna, más que las propias de su nivel de preparación.

Lo interesante es que dentro de estas naves se crean una serie de servicios colaterales que permiten sacar mayor provecho económico de la actividad comercial, con servicios adicionales de ducha, vestidores, sauna, tal vez gimnasio para fortalecer cierta musculatura por recomendación del entrenador y hasta un lugar para comer comida saludable.

La crisis reencuadró las mentes de hábiles inversionistas que vieron una oportunidad para hacer un negocio y con ella cambió el concepto de lo que es una nave industrial. Pronto tendremos un concepto más amplio o un producto con otro nombre que incorpore las actividades deportivas como parte del uso que se les puede dar a estos espacios.

 6 Posts 0 Comments 1529 Views